Fue en 1947 cuando dos jóvenes amigos, Paolo Grassi y Giorgio Strehler, apasionados por el teatro y los negocios, decidieron fundar el primer teatro italiano permanente en la ciudad de Milán. Era el Piccolo Teatro, hoy conocido también por su condición de Teatro de Europa, situado cerca del...